Blog dedicado a la divulgación de la cultura castellana

IBSN: Internet Blog Serial Number 255-933-198-1

Un lugar donde enterarnos, no sólo de la actualidad castellana sino de la historia, la cultura, el deporte, la naturaleza, el arte y todo lo relacionado con Castilla 

lacomunidaddelcastillo@yahoo.es;

Mi foto
Nombre:
Lugar: Spain

Con arma de escribano escribo sobre las tierras que jalonan las Castillas con montañas y secanos

miércoles, 21 de octubre de 2009

La nueva Alcaná de Toledo y Cervantes

Un lugar mítico dentro de la historia toledana y relacionado directamente con la obra más insigne de Cervantes es: el desaparecido Alcaná.

Y es que en el capítulo IX de la primera parte del Quijote, el autor nos transporta a este viejo espacio de Toledo para encontrar solución al brusco corte sucedido en el capitulo anterior, y que iba a narrar el duro enfrentamiento que don Quijote mantenía con un escudero vizcaíno.

...estando yo un día en el Alcaná de Toledo, llegó un muchacho a vender unos cartapacios y papeles viejos a un sedero; y como soy aficionado a leer, aunque sean los papeles rotos de las calles, llevado de esta mi natural inclinación tomé un cartapacio de los que el muchacho vendía; vile con caracteres que conocí ser arábigos, y puesto que, aunque los conocía, no los sabía leer, anduve mirando si parecía por allí algún morisco aljamiado que los leyese; y no fue muy dificultoso hallar intérprete semejante, pues aunque le buscara de otra mejor y más antigua lengua le hallara.

En este mismo capítulo un poco más adelante podíamos descubrir que el verdadero narrador de las aventuras de don Quijote no era sino un historiador arábigo: Cide Hamete Benengeli, de tal forma que Cervantes, convertido en cierta manera en un personaje activo de la obra, tan sólo reproducía lo encontrado en los cartapacios del Alcaná toledano gracias a un traductor morisco.
Por tanto este recurso literario de un segundo narrador sirve para dar mayor verosimilitud a su novela y será harto utilizado por el escritor.

luego se me representó que aquellos cartapacios contenían la historia de Don Quijote. con esta imaginación le di priesa que leyese el principio; y haciéndolo así, volviendo de improviso el arábigo en castellano, dijo que decía: Historia de Don Quijote de la Mancha, escrita por Cide Hamete Benengeli, historiador arábigo.

Dicho lo cual, volvamos al principio de la entrada: "un lugar mítico dentro de la historia toledana"; y es que el fin de esta nueva entrada no es otro que el de mostrar a todos los lectores del Quijote parte del lugar que Cervantes eligió como escenario para su feliz hallazgo.
Situándonos primero, habría que decir que Alcaná es una palabra hebrea que significa feria o mercado, ya que en este lugar y en tiempos medievales se encontraba un ajetreado y abigarrado lugar de comercio con multitud de puestos, siendo conocido por aquel entonces como judería menor de Toledo.

Por tanto no resulta raro pensar que Cervantes, conocedor de este barrio -reducido sustancialmente hacia fines s-XVI- decidiera descubrir en unos papeles viejos que iban a ser vendidos a un sedero las aventuras de don Quijote; ya que en esta Alcaná estaba el mercado de sedas que coincidió entonces con su gran florecimiento en la Ciudad Imperial.

A continuación daremos a conocer mediante una serie de imágenes algunas de esas calles que en los albores del s-XVII inspiraron al Príncipe de los Ingenios para crear a su arábigo narrador

Calle de las cordonerías


Calle de la Sal


Travesía de la Sal


Calle de la Sinagoga (recordar que fue la judería menor)


Callejón del Fraile


Plaza de las cuatro calles

Placa recordatorio del Alcaná

Espero que con estas imágenes todos aquellos que recuerden el episodio hayan avivado la imaginación recreando a un Cervantes curioso, que buscaba y leía con ademán distraído cualquier papel escrito que pudiera satisfacer su natural inclinación.

Etiquetas: ,

10 Comments:

Blogger Pedro Ojeda Escudero. said...

Qué útil entrada esta tuya: por las referencias y las imágenes. El próximo lunes la reseño. Todo un acierto.

9:15 p. m.  
Blogger Manuel de la Rosa -tuccitano- said...

Vaya...que de tiempo sin publicar, ya veo le quitaste las telarañas al sitio...

Que de detalles hay en esta obra, que si no fuese por cada uno de los que nos lanzamos a esta lectura comentada...pasarían desapercibidos...Si te digo la verdad..ni reparé en el detalle...gracias por el idem...un abrazo

9:21 p. m.  
Blogger Abejita de la Vega said...

No tenía idea de que era eso del Alcaná de Toledo.Útil tu entrada, como dice el super profe.
Me gustan esas calles de Toledo, da la sensación de que va a pasar Cervantes con su cartapacio.
Un abrazo

11:16 p. m.  
Blogger Alatriste said...

Pedro: gracias, la verdad es que era una pequeña cuenta pendiente que tenía. Siempre que veía el letrero de la ubicación de la Alcaná pensaba en escribir algo al respecto.

Manuel: últimamente ando muy corto de tiempo, aunque intento al menos seguir las lecturas.

Con respecto a lo segundo, cada día somos más ojos leyendo y releyendo el Quijote, y animándose a escribir algún parecer; así que entre unos y otros no dejamos ni respirar a la obra XD.

Abejita: las calles del casco histórico de Toledo tienen un encanto muy especial, y algunos lugares te pueden trasportar con la imaginación a los tiempos en que la capa y la espada estaban en boga; además resulta grato pensar que Cervantes caminó por algunas de ellas.

Un abrazo a todos

10:11 a. m.  
Blogger Pocomancha said...

Ayyym qué alegría al ver la pizzería pastucci... y la calle de la sinagoga... es que esas calles tienen un no sé qué tan especial... Saludos.

5:16 p. m.  
Blogger Alatriste said...

Jejeje Pocomancha, te pasa como a mí, por cierto, respecto a tu blog en las dos últimas entradas no se pueden dejar comentarios, échale un vistazo anda ;b

5:25 p. m.  
Blogger Merche Pallarés said...

Alatriste, ¡eres un genio! Qué interesantes tus entradas, espaciadas eso sí, de nuestro Quijo pero que cuando las haces son ¡tan maravillosas! Esto de la Alcaná lo he encontrado fascinante. Las fotos tambien estupendas. Seguro, que como tu dices, Cervan se inspiró en ese mercadillo judio para encontrar a su Quijo. Fascinante... Besotes quijotescos, M.

8:04 p. m.  
Blogger Alatriste said...

Aunque con menos tiempo intentamos quijotear un poquillo :D me alegro que te haya gustado

Un abrazo Merche.

10:48 p. m.  
Blogger Myr said...

¡Me ha encantado esta entrada tuya!

He estado en TOledo hace años, caminado por sus calles y recovecos, incluido este lugar mítico de Alcaná y me gusta que Cervantes lo hubiera elegido para su hallazgo.

Gracias y un abrazo
También quiero pedirte disculpas por mi atrazo en vistar tu blog, pero sabes: he estado trotando por medio mundo.

1:50 p. m.  
Blogger Carmenzity Zeta Zeta said...

¡Qué bien me ha venido! Estoy leyendo ahora el capítulo! Gracias.

2:53 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home

Heráldica de CLM PROPUESTA ESTATUTARIA DE TIERRA COMUNERA www.montesdetoledo.org Federación Castellano Manchega de Asociaciones de Folklore. Lectura internacional del Quijote

Estadisticas Gratis